El sabor tradicional en todas sus combinaciones

Fusilli

Fusilli

Los Fusilli tienen su cuna en la región central-septentrional de Italia, y deben su nombre al huso en torno al cual se enrollaba la lana.
Su forma se caracteriza por tres aletas torcidas que recorren armoniosamente una trayectoria en espiral, para capturar mejor todo tipo de condimento.

Fusilli

Formato

Con los Fusilli no hay equivocación posible: realzan tanto las salsas más elaboradas y densas como aquellas más sencillas, asegurando además increíbles resultados a los que se atreven con difíciles experimentos culinarios.

Consejos de utilización

Los Fusilli combinan a la perfección con generosas salsas a base de carne o ricota, pero revelan su personalidad polimórfica también en la frescura de las ensaladas: las verduras picadas, las especias y el atún se deslizan entre sus anillos acompañadas armoniosamente con las notas aterciopeladas del aceite de oliva virgen.
Si buscas una idea brillante para cada día, Barilla te propone probarlos con la Salsa Basilico de Barilla, enriquecida con finas hierbas. En cambio si deseas una solución elaborada, prepáralos con espárragos y jamón: la pasta y los espárragos cocinados al dente, añadiendo al resultado el sabor delicado del jamón. El éxito está asegurado.